lunes, marzo 12, 2007

Mi pequeño homenaje

Esta tarde llgué a Atocha desde Barcelona. Habian inaugurado el homenaje a las Victimas del 11M. El tubo de vidrio enorme que todos habiamos visto en las noticias. Lo estuve mirando un rato, un poco sin entenderlo, mitad curiosidad, mitad extrañeza.
Entonces me dí la vuelta y me encontré con esta imagen. Una velita sola, y detrás, la frase del cartel de publicidad.Ahí estaba. Un homenaje casi invisible y totalmente involuntario.

Supe despues que habia habido tangana en la inauguración. No voy a entrar en política, pero qué pena que incluso la memoria de los que "faltan cada dia" sea un arma arrojadiza. De verdad, ya no es ni rabia. Sólo pena.
En fin.

8 comentarios:

KiSsMyGuN dijo...

Que vergüenza. Pena y vergüenza.

Juan Man! dijo...

Lamentablemente vivimos en un pais que funciona asi, pero afortunadamento nosotros somos capaces darle el significado que realmente tiene, el de personas que tenian familias, vidas y q ahora ya no estan y que merecen todo nuestro respeto.

onzamono dijo...

mu grande el detalle

Anónimo dijo...

tienes una capacidad increíble para captar la magia escondida, auténtica y profunda de lo cotidiano. tienes razón, es una foto muy bonita.

javier dijo...

Vivimos en un mundo tan deshumanizado que aprovecha las muertes de inocentes como simple arma electoral.

Pena, miedo y rabia.

Y mucho asco.

Jorge dijo...

Hoy, cualquier cosa, por dolorosa que sea es una arma arrojadiza para buscar el voto, ese voto que no se merecen... ni de lejos.

Muy buena la imagen.

iRati dijo...

las cosas pequeñas, sobre todo las que estan al lado de algo enorme y parecen esconderse, son las mejores, de eso no hay duda, encontrarlas es todo un hallazgo, por que no se suelen dejarse notar por mucha gente, a mi me suelen alegrar el dia... :)
la politica solo consigue ponerme de mala leche, frustrada y triste... de cualquiera de los dos supuestos bandos :(

PEPE dijo...

Pues nada chicos... ¿quien se anima entonces a cambiar el mundo? (Me han dicho que la revolucion empieza por dentro...)